Tras el texto, lista de enlaces a MUSEOS DE RELOJES Y COLECCIONES DESTACADAS QUE PUEDEN VISITARSE EN EL MUNDO

EL RELOJ DE LOSADA DE JEREZ

Este reloj inglés con máquina de bronce pulido y cuatro cuadraturas es un ejemplar único. Fue realizado expresamente para Jerez en 1867 por el conocido relojero español y cronometrista de la Armada José Rodríguez "Losada", establecido con taller propio en Londres, en Regent Street.

Situado en la Plaza del Arenal sobre una columna de hierro fundido, que aún permanece (farola con las esferas a modo de reloj, pero sin maquinaria interior), sus cuatro esferas de cristal se iluminaban interiormente con candilejas de petróleo, cobrando el aspecto de un farol.

José Rodríguez Losada construyó en su taller  relojes como el de la catedral de Málaga, el de Gobernación en Madrid y el que estuvo en el puente londinense de Charing Cross, muy parecido al reloj-farol de Jerez. También son enormemente valorados los relojes de bolsillo y cronógrafos que realizó.

REFERENCIAS SOBRE LA LLEGADA DEL RELOJ LOSADA A JEREZ

“Datos más significativos del expediente de colocación de un reloj farol

en la Plaza de la Constitución, hoy Plaza del Arenal”.

(Recogidos de manuscritos del Municipio).

<< El 18 de Junio de 1856, la Dirección del Ferrocarril de Jerez al Trocadero (Sociedad inglesa) y para bien atender a la exactitud que se exige al horario de los trenes, hace traer de Inglaterra un péndulo eléctrico de reciente descubrimiento y considerado de gran perfección, por ser de electro-imán.

Con anterioridad a esta fecha, la Dirección de esta Sociedad, comunican a D. Luis Díez, Alcalde primero constitucional de la Ciudad, la compra del citado reloj y la conveniencia de colocar un reloj receptor, de este patrón en el centro de la ciudad.

Tiene favorable acogida la idea por parte del municipio y la empresa decide traer un reloj de cuatro caras, que iluminado de noche, ofrezca al público la inapreciable ventaja, no sólo de saber la hora, sino de apreciar el tiempo exacto para un viaje por esta vía.

Según dice el documento de su fecha, el adelanto considerable que esto imprimiría a la creciente civilización de esta Ciudad, como que un reloj de su clase sólo existe en Londres, en el Puente de Charing Cross, movido desde el Observatorio de Greenwich.

Las condiciones que fija la empresa del Ferrocarril al Ayuntamiento, son las siguientes: colocación de un reloj farol de cuatro esferas transparentes, con su correspondiente columna. Por su costo de factura. Cede igualmente un hilo eléctrico de su regulador, para comunicar la hora a las 4 esferas. Este iría aislado por las azoteas, abonando el Ayuntamiento el costo de colocación, así como el gasto de combustible, no el cuidado del aparato interior, como el de iluminación, que serían a cargo de la empresa.

El Ayuntamiento cuidará de su custodia y será de su cuenta cualquier daño o descomposición. El costo total incluso colocación, será el de unos 12.000 reales aproximadamente.

El Ayuntamiento después de un examen de las condiciones, acuerdan solicitar a la Excma. Diputación Provincial la debida autorización para su pago de la partida de imprevistos. Aprobación y autorización que se concede con fecha 27 de junio del mismo año.

Vista la comunicación, en Cabildo de primeros de julio siguiente, el Ayuntamiento acuerda se coloque el reloj en la Plaza de la Constitución y se le comunique a la empresa del Ferrocarril al Trocadero el inmediato comienzo de las obras.

A mediados del año 1857, queda el reloj instalado y conectado al reloj de la estación. La colocación la hacen en la entrada del paseo de la plaza de la Constitución, que mira a la calle de la Lancería.

El 30 de Diciembre del mismo año, a solicitud del municipio, pasa la Empresa la cuenta de gastos resultando una cantidad de (16.778) dieciséis mil setecientos setenta y ocho reales vellón veinticinco céntimos. Siéndole abonado solamente los doce mil reales, presupuestado y acordado, y la diferencia pasa al presupuesto próximo.

Desde su colocación, la marcha del reloj no fue satisfactoria al  no existir exactitud y las paradas del mismo, por DIA eran mas frecuentes. Siendo en distintas ocasiones desmontado de la columna farol para su reparación.

El 20 de septiembre de 1858, libra del municipio la cantidad diferencia que le adeudan al Ferrocarril con lo que queda cancelado el reloj e instalación.

Por lo que se aprecia en resumen de escritos que cito a continuación, el reloj fue retirado de la columna para su arreglo, días después del pago.

El 16 de febrero de 1860, el Regidor de la ciudad D. Diego Duran y Domínguez viendo que falta el reloj de la columna desde hace aproximadamente un año y medio, y que fue retirado no sabe si para su arreglo o para reemplazarlo por otro que llenara el objeto tiempo para que había sido instalado, pide al Ayuntamiento acuerde conceda un plazo al Sr. Gerente de la empresa, para que se coloque ese u otro reloj.

El 23 de febrero de 1860 acordado en Cabildo, que pasa el Ayuntamiento oficio al Sr. Gerente del Ferrocarril de Jerez al Trocadero, para que en el plazo de quince días, tenga el reloj montado en su columna.

El 17 de septiembre del mismo año, visto que la empresa del Ferrocarril no ha colocado reloj alguno, el Regidor pide al Ayuntamiento pase oficio al Gerente de la empresa, para que retire la columna de hierro que servía de base, ya que es un obstáculo para la entrada y salida del paseo, y que devuelva la cantidad pagada, a los fondos del común, por no haberse llenado el fin que se propusiera.

Días después el Ayuntamiento así lo acuerda y nombra una comisión que se encarga de llevar a cabo tal reclamación.

En estos meses venideros cambia la Sociedad del Ferrocarril Jerez al Trocadero por Sevilla-Jerez-Cádiz.

El 28 de Febrero de 1861, D. Rafael Rivero, director de la anterior Sociedad Jerez-Trocadero, entrega al Ayuntamiento mil reales de vellón, para contribuir a convertir el reloj eléctrico en uno de cuerda.

Días después se faculta al Mayordomo para que reclame a la nueva empresa, la devolución del reloj y la columna, la hacen con fecha 22 de junio del mismo año, pero no aceptan hacerse cargo del tendido del hilo eléctrico ni la conexión al reloj motor, ya que estiman que es compromiso adquirido por la anterior empresa y no con ellos.

Después de varias conversaciones tenidas entre Ayuntamiento y las dos Sociedades, el 22 de octubre de 1861 el Director General del Ferrocarril Sevilla-Cádiz entrega al Alcalde cuatro mil reales vellón, para quedar libre del compromiso adquirido en la anterior empresa, ya que han averiguado que los relojes eléctricos, sufren continuas interrupciones y lo mejor será convertir este en uno de cuerda.

El 1º de julio de 1866 aprovechando la oportunidad de marchar el 2º Teniente Alcalde a Inglaterra, le lleva la máquina del reloj farol al célebre relojero español Sr. Losada, para convertirlo en reloj de cuerda.

El 28 de junio de 1867, se recibe el reloj de cuerda de cuatro cuadraturas, hecho por el Sr. Losada en Inglaterra.

El 10 de julio de 1867, se le ordena al Mayordomo  sea colocado el reloj bajo la dirección del relojero de la ciudad, y que le sea entregado los seiscientos escudos que obran en su poder, al Sr. D. Juan del Tejo, ya que la Casa que representa tiene suplidos los gastos al entregar el reloj.>>



ENLACES A WEBS DE LOS PRINCIPALES MUSEOS DE RELOJES:

Musée de l`horlogerie (Morteau, Francia)

Museum of the Dutch clock (Zaandam, Holanda)

Museum Speel Klok (Utrecht, Holanda)

Science Museum (Londres, Reino Unido)

Uhren Museum (Furtwangen, Alemania)

Uhren Museum (Viena, Austria)

Horlogerie Museum (Mechelen, Bélgica)

National Watch and Clock Museum (Columbia, EEUU)

Musée d`Horlogerie Le Locle (Suiza)

Musée International d`Horlogerie (La-Chaux-de-Fonds, Suiza)

Espace Horloger Museum (Le Sentier, Suiza)

Uhren Museum zum Rösli (Zurich, Suiza)

MUMM (Oberhofen, Suiza)

Uhren Museum Beyer (Zurich, Suiza)