Los Jardines de la Atalaya se adornan de fuentes y zonas de descanso para conseguir que cualquier encuentro en exteriores, sea un éxito.

Las mañanas de visita diaria es un parque abierto para que los ciudadanos disfruten de la naturaleza y la tranquilidad. Es también ideal para que las empresas contraten exteriores para todo tipo de actividades. 

El Jardin Central preside el recinto, y se encuentra justo ante la fachada del Palacio del Tiempo (1850 estilo neoclásico). Contiene una fuente circular, muy peculiar por su estructura metálica a modo de giroscopio, muy característica y atractiva para todos los visitantes e invitados.

El Jardin Romántico se encuentra en un lateral del palacete, con frondosa arboleda que lo hace especialmente fresco incluso en verano. 

En el acceso a la zona de salones de reuniones y banquetes, nos anuncia el entorno bodeguero una pequeña viña, en tierra albariza, en la que asoman los racimos de uva desde finales de Agosto y a primeros de Septiembre. Un rincón también destacable y muy especial.